Author - Burletes & Accesorios

El aluminio permite ahorros energéticos de hasta el 25%

Es un hecho que los cerramientos de aluminio permiten disfrutar de un ahorro energético en todo tipo de edificaciones e inmuebles, de ahí que esta opción sea una de las más socorridas y utilizadas en la construcción.

Según los informes que han llevado a cabo prestigiosos estudios de arquitectura, el impacto del aluminio como material de construcción en la eficiencia energética es notable, sobre todo cuando este elemento se usa en todo tipo de cerramientos de aluminio, como pueden ser las puertas o las ventanas.

Según los datos obtenidos a través de distintas webs, apostar por esta clase de cerramientos de aluminio puede llegar a suponer una reducción en la pérdida energética del 25%, lo que supone un valor extremadamente positivo.

Las diferentes certificaciones energéticas están encaminadas a fomentar la sustitución de materiales poco eficientes por otros que ofrezcan un rendimiento superior, de manera que en poco tiempo se recupere la inversión y se comience a ahorrar. A la larga, la decisión de apostar por materiales como el aluminio es la alternativa más económica.

Lógicamente, cuando se habla de un inmueble, las aberturas exteriores se convierten en el principal foco de pérdida de calor en invierno o fresco en verano. Por lo tanto, es en esta zona donde más hay que trabajar, puesto que está considerado como un punto crítico. Las carpinterías de aluminio con rotura de puente térmico se han convertido en una de las soluciones más eficaces, permitiendo ahorrar hasta un 40% de la energía que se malgasta. La unión de un buen acristalamiento con perfiles metálicos se ha comportado con gran eficacia.

Es importante tener en cuenta también que los trabajos de carpintería metálica se han descubierto como uno de los más cuidadosos con el planeta y el medio ambiente, permitiendo una reducción máxima de los desechos, un uso mucho más eficiente de los recursos naturales y una maximización de la vida útil de todos sus componentes.

En este sentido no se puede olvidar que una de las principales características del aluminio como material de construcción es que se puede reciclar y reutilizar tantas veces como se quiera sin que ello suponga la más mínima pérdida de eficiencia o calidad.

Se estima que en porcentaje de recuperación con las ventanas de aluminio supera el 90%, una cifra casi inalcanzable para el resto de competidores en este sector y que ofrece a este material unas ventajas superiores.

Fuente: estrelladigital.es

Ventajas de la Carpinteria de Aluminio

La carpintería de aluminio tiene multiples ventajas, entre ellas destaca el fácil mantenimiento de las ventanas de aluminio, carece de tal ya que no atrae la suciedad gracias a sus acabados lacados. Las ventanas de aluminio también son una garantía contra la humedad, el sol y cualquier incidencia metreológica, soporta la radiación solar y sus averías son mínimas.

El aluminio respeta el medio ambiente ya que para su formación precisa de un bajo coste energético, no es tóxico y es reciclable. Además el aluminio permite la adaptación fácil y rápida a cualquier tipo de obra y responde a cualquier tipo de necesidad arquitectónica.

Las ventanas de aluminio permiten cualquier tipo de espesor de vidrio, puediendo así ofrecer un aislamiento térmico y acústico adecuado a las necesidades de cada hogar o local.

 

 

Qué hay que tener en cuenta para elegir aberturas

ABERTURAS. Las tendencias apuntan a carpinterías de gran tamaño, para eso los fabricantes están desarrollando nuevas perfilerías de aluminio y PVC (SAPA).

Elegir ventanas y puertas ventana para casas y edificios implica evaluar todos los aspectos que influyen en el funcionamiento de la abertura, como presión del viento, exposición a la lluvia, asoleamiento, dimensiones del vano, aislación térmica y acústica. A su vez, es imprescindible cuidar que la carpintería cumpla con lo que la legislación establece como garantía de seguridad y confort.

Desde luego, los factores estéticos no son menores, pero una elección basada sólo en la apariencia de las carpinterías puede dar resultados catastróficos. Y sin necesidad, porque hoy la industria ofrece soluciones perfectas para cada prestación, lo único que hay que hacer es saber elegirlas.

Para la arquitecta Andrea Santoro, de SAPA Argentina, la perfilería de aluminio es, desde hace décadas, uno de los componentes más utilizados en ventanas, puertas y fachadas, por su liviandad, sus amplias posibilidades de diseño, su bajísimo costo de mantenimiento, su óptima resistencia a la corrosión. “Tiene una imagen de alta tecnología, sus terminaciones superficiales de pintado y anodizado son perfectas y es fácil su ensamble y armado”, explica Santoro. Además del aluminio, las carpinterías más modernas se realizan en PVC y, para casos más puntuales, todavía se siguen utilizando carpinterías de madera.

Para la arquitecta Gabriela Nadal de la división elaborados de Aluar, la ubicación, características geográficas y altura del edificio a equipar son fundamentales para elegir el tipo de carpintería. “Todos estos factores –explica– determinan un valor de presión del viento que actúa sobre una estructura. Su conocimiento es fundamental para un correcto dimensionado de los perfiles de cada tipología y para la elección del sistema más conveniente”.

El arquitecto Santiago Herrera, especialista en carpintería de aluminio, sostiene que la deformación a la que el viento somete a una abertura se mide en el parante central, el más solicitado. “La relación entre la luz y la flecha máxima admisible, según normas internacionales, es de L/200” afirma y agrega que el vidrio cámara (DVH) tiene una deformación límite menor de L/300. Para afrontar estas limitaciones, los fabricantes de perfilería indican las medidas máximas de ancho y alto que podrá tener cada hoja según el modelo de perfilería que se use. En muchos casos, por razones de economía, los perfiles se diseñan con espesores mínimos y se refuerzan para situaciones de mayor exigencia.

La deformación que ocasiona el viento provoca filtraciones de agua y aire. Más allá del décimo piso es imprescindible lograr mayor hermeticidad. En esos casos, algunos tipos de carpinterías son desacon sejables, como las corredizas. Sin embargo, en la firma Aluar han desarrollado un sistema de “corredizas alzantes” con máxima hermeticidad, similar al de ventanas oscilobatientes y proyectantes.

La elección del tipo de ventana o puerta ventana es clave. Las condiciones de viento hacen que en edificios altos no se pueda utilizar el mismo cerramiento en los primeros pisos y en los últimos. “Una persona que vive en un cuarto piso, seguramente quiere tener la posibilidad de salir a su balcón. En el piso 30 eso es imposible”, afirma Herrera.

Cada vez más, la aislación térmica y acústica es un componente fundamental en la elección de carpinterías. Según sea la región en la que se realice la obra, elementos como el doble vidriado hermético (DVH) y la ruptura de puente térmico empiezan a tener más importancia.

Por otro lado, en la ciudad, la reducción del ruido externo es primordial. La mayoría de los sistemas de perfiles permiten incorporar DVH y según sus características aportan mayor o menor aislación térmica y acústica. Pero en todos los casos tienen una excelente prestación.

La ruptura de puente térmico (RPT) es una característica necesaria en las carpinterías metálicas que se aplican en climas muy fríos. Básicamente, el sistema consiste en separar el perfil exterior de uno interior para evitar que el frío llegue a los ambientes y condense la humedad sobre la perfilería. Por su parte, las carpinterías de PVC no tienen ese inconveniente ya que el material con el que están construidas es perfectamente aislante. “La preocupación creciente por el mejoramiento de las prestaciones energéticas de viviendas existentes empuja cada vez más al reemplazo de ventanas viejas por nuevas de PVC, lo que permite ahorrar hasta un 68% de energía y reducir los gastos de climatización”, afirman desde la empresa REHAU. Lo mismo pasa con la aislación acústica. “Combinadas con el acristalamiento adecuado, las ventanas de PVC logran una insonorización de 30 decibeles”, afirman.

Los especialistas en PVC no dejan de enumerar sus ventajas: no se oxidan, no se corroen, ahorran hasta un 70% de energía y reducen la contaminación acústica. “Una ventana de PVC bien diseñada en tamaño, tipo de apertura y vidriado adecuado es una ventana para siempre”, asegura la arquitecta Adriana López, de la empresa Tecnocom.

La instalación en obra de las carpinterías es el aspecto sensible de la eficiencia del producto. La mayoría de los desperfectos que se detectan corresponden a problemas de colocación y sellado (ver El sellado… en pág. 24).

En las obras, los premarcos son muy útiles para garantizar la continuidad de la capa hidrófuga y la estabilidad de la forma del vano. Los especialistas recomiendan utilizarlos cuando los muros sean de mampostería y revoque como terminación. En el caso de que los muros sean de hormigón no conviene usarlos porque habría que colocarlos en el encofrado.

El costo del un premarco puede significar solo un 3 o un 4 % de la abertura. Se amuran con grapas de chapa en la mampostería y permanecen en la obra desde etapas muy tempranas, garantizando la escuadría de los vanos.

Para la arquitecta López, la calidad de la prestación de las carpinterías no solo reside en la elección del producto, también hay que contar con referencias de la empresa a la que se le contratará los trabajos. “Es importante constatar la presencia del producto en el mercado y la disponibilidad de los mismos”, dice.

La arquitecta Nadal afirma que un aspecto importante a considerar además de elegir la carpintería es elegir los vidrios por cuestiones de seguridad, sobre todo en grandes paños vidriados. Los laminados no solo son una opción para evitar accidentes, también pueden reemplazar a las rejas. Las capas de laminado son variables en función del nivel de protección que se requiera. Los especialistas recomiendan que todas las puertas vidriadas posean paneles laminados para proteger a las personas de cortes peligrosos.

La preferencia por estos vidrios no condiciona en nada la elección de una perfilería en particular ya que las líneas de carpinterías estándar aceptan hasta 24 mm. de espesor de vidrio.

Comparación de costos

En el costo de las carpinterías inciden perfilería, burletes, dispositivos de apertura, mano de obra de elaboración y cristales. Si sintetizáramos los tipos de carpinterías de aluminio en tres categorías según la calidad de la perfilería tendríamos media, alta y con ruptura de puente térmico. El precio de una ventana corrediza de 1,50 x 1,1 m de categoría alta es un 20% más caro que el de las de calidad media y en las que tienen ruptura de puente térmico la diferencia llega al 47 %. Entre las carpinterías de aluminio y PVC la distancia de precios se ha ido acortando: hoy, una plástica puede costar un 15% más.

El sellado en el aluminio

El sellado es un factor clave para garantizar una buena prestación de las carpinterías de aluminio. Representa menos del 3% del costo total del cerramiento y, sin embargo, es una de las principales causas de reclamos en una obra. Su mala resolución, provoca ingreso de agua y pérdida de acondicionamiento térmico. La elección del sellador está relacionada con el material a sellar. Hay selladores poliuretánicos, acrílicos y butíricos y de siliconas, que tienen mayor vida útil. En todos los casos, lo importante es limpiar el aluminio con paños y la mampostería o el hormigón del vano mediante frotado. También es aconsejable colocar un cordón de respaldo para limitar la profundidad de la junta y evitar que el sellador se hunda. Para eso, los materiales recomendados son polietileno de celda cerrada o poliuretano expandido.

Lo nuevo

-La puerta ventana Doppia, de la Línea Rotonda, es una corrediza doble de máxima aislación térmica diseñada para se usada en altura y en climas desfavorables. Se puede combinar con paños fijos.

Life 2 es un sistema de corredizas de PVC de Tecnocom, más liviano y aislante. Tiene un perfil inercial para la ventana balcón que le otorga mayor rigidez a la carga de viento, y mayor hermeticidad por la burletería.

-Las ventanas de apertura proyectante, modelo GPL de Velux, para techos de baja pendiente, fabricadas en madera con tres capas de laca, alcanzan una apertura proyectante de 45°.

Altezza es el sistema de mayor prestación de Aluar, diseñado para brindar hermeticidad y resistencia en altura. Permite aberturas de gran tamaño y cuenta con una línea de corredizas alzantes que une la funcionalidad de una corrediza con la hermeticidad de una batiente.

-Para satisfacer la demanda de grandes paños vidriados, REHAU lanzó un nuevo sistema llamado High-Design Slide.

Características principales de las carpinterías de aluminio

La cada vez más extensa utilización de la carpintería de aluminio se basa en las excelentes propiedades que aporta esta aplicación. Actualmente, la mención de que un edificio residencial cuenta con carpintería de aluminio es un signo distintivo destacado por las empresas constructoras o inmobiliarias, debido a la jerarquía que incorpora al mismo. Estas son sus características principales:

Corte de un perfil de aluminio donde se observa la ruptura de puente térmico
Corte de un perfil de aluminio donde se observa la ruptura de puente térmico. Foto: Hydro Aluminium Argentina

Versatilidad de diseños

La diversidad de formas y tamaños que puede obtenerse mediante la extrusión de aluminio permite realizar una amplísima variedad de diseños específicos en los perfiles a todas las necesidades, cualquiera sea el proyecto o tipo de obra a la que vayan destinadas.

Disponibilidad

En plaza existe una gran variedad de líneas de perfiles y accesorios ofrecidas por las principales empresas extrusoras, que cubren desde las más elementales necesidades de las aberturas para viviendas de interés social hasta las de los edificios más lujosos que requieren las de más alto nivel de prestación.

Mantenimiento nulo

Los cerramientos de aluminio no se corroen ni deterioran. Resisten por toda su vida útil sin necesidad de mantenimiento. Esta importante ventaja muchas veces suele no ser apreciada en su justa medida en el momento de la elección de una carpintería, pero resulta de fundamental economía a lo largo de toda la vida útil de la abertura.

Variedad de terminaciones superficiales

Los perfiles pueden ser utilizados en su aspecto natural o con terminaciones obtenidas por pintado con recubrimientos orgánicos termoendurecible o por anodizado. Estas terminaciones mejoran el aspecto estético de las aberturas y su resistencia frente a ambientes agresivos.

Hermeticidad y estanquidad

Dado que, entre otras características, los modernos diseños de perfiles permiten la fácil colocación de accesorios, las aberturas de aluminio consiguen obtener excelentes niveles de hermeticidad al aire y estanquidad al agua.

Variedad de tipologías

Los diferentes diseños de perfiles y accesorios permiten fabricar una amplia gama de aberturas, desde las elementales ventanas y puertas corredizas hasta la sofisticada ventana oscilobatiente de dable apertura.

Posibilidad de utilización de DVH y RPT

La utilización de DVH (Doble Vidrio Hermético) y de perfiles con RPT (Rotura de Puente Térmico) logra una mejora sustancial en la aislación térmica y acústica, lo que implica una prestación más eficiente y un importante ahorra de energía.

Protección del medio ambiente:

El aluminio es reciclable mediante un proceso que requiere bajo consumo energético, lo que permite su reutilización posterior.Además no es tóxico. En caso de incendio de un edificio no origina la emisión de sustancias nocivas para el medio ambiente.